Necesito dinero: cómo ganar dinero

La crisis nos está obligando a reinventarnos. La situación de riesgo constante a la que estamos expuestos nos obliga a estar preparados para lo peor. Familias enteras están malviviendo con 400 euros al mes. ¿Qué pasaría si mañana te quedas en paro? ¿Cuánto tiempo vas a poder sobrevivir por tus propios medios? Te vamos a sugerir algunas ideas para que en el futuro no tengas que volver a decir “Necesito Dinero“.

Necesito Dinero, tu web de ingresos y ahorro

Necesito Dinero, tu web de ingresos y ahorro

Piénsalo dos veces antes de gastar

La mejor manera de ahorrar es no gastar y hasta el último céntimo es importante, antes de hacer tu próxima compra piensa si realmente es necesaria. ¿Un ordenador, un e-book, una tablet, otro móvil, otro coche?  Imagina que te gastas 500 euros en una portátil nuevo, esos 500 euros pueden representar comer durante un mes más sin pedir ayuda a tus familiares. Por eso tenemos que pensar si realmente necesitamos lo que vamos a comprar.

No es fácil, la satisfacción de lo inmediato nos presionará para que compremos, nuestro subconsciente nos sugerirá mil excusas y se inventará las “necesidades” que haga falta para justificar la compra, el corazón se nos acelera cuando llega el momento de la compra, pero no te dejes engañar: probablemente no estás tirando el dinero. Recuérdate a ti mismo “Necesito dinero“.

No malgastes el dinero que necesitas

No compres “lujos”, si no queda más remedio alquila. Comprar te une al objeto, y si encima el objeto tiene gastos se convierte en una carga, para colmo, suele ocurrir que el objeto pronto queda olvidado y se deja de utilizar, de manera que habremos comprado una deuda, un goteo constante de dinero. El ejemplo más claro de esto es el coche: a menos que sea nuestra herramienta de trabajo, probablemente nos saldría más barato ir en transporte público al trabajo y alquilar uno para las salidas que tener uno de propiedad. Sí, es más cómodo tener uno, pero si tenemos la espada de Damocles sobre nosotros nos debemos replantear algunas cosas. Antes de comprar piensa “Necesito Dinero” no “relleno”.

Una forma de vida eficiente

Tu objetivo a partir de ahora tiene que ser vivir de forma eficiente: gastar lo imprescindible, no comprar “relleno”, vender en internet todo lo que no utilizas, ganarás en libertad, en dinero y en espacio en tu casa. ¿Para quién pagas tu alquiler o tu hipoteca, para tus trastos o para ti?

En definitiva, una vida sencilla y ágil. El hecho de no poseer demasiadas cosas nos va a dar una libertad absoluta para movernos, si el casero nos sube el alquiler nos costará menos cambiarnos a otra casa, o si tenemos que ir al extrangero no tendremos que pagar un trastero para guardar “recuerdos” que tendrás que tirar cuando vuelvas.

Busca fuentes de ingresos

En Necesito Dinero te iremos sugiriendo ideas para ganar dinero extra, como escribir para otros, comprar libros de segunda mano para venderlos en Amazon, poner publicidad en tu coche, poner tus habilidades al servicio de los demás. Las cosas están muy mal, pero hay que salir adelante, no pares de pensar, transfórmate en un detector de oportunidades. Busca por internet y en la calle, todo lo que veas, todo lo que oigas, analízalo intentando ver si puede ser una oportunidad de negocio, al principio te parecerá una pérdida de tiempo, pero poco a poco empezará a dar sus frutos.

Reduce tus deudas

Cuantas menos deudas tengas más te durará tu dinero. Replantéate si podrías vivir en un piso más pequeño o incluso compartir piso, o volver a casa de tus padres temporalmente. Los pisos están en plena caída y algunos expertos aseguran que llegarán a caer hasta valer solo el 20% de lo que costaban en 2007. Si crees que puedes perder tu trabajo en los próximos meses o años tal vez deverías vender ahora, aunque te quede hipoteca por pagar, si se cumplen las peores previsiones perderás menos cuanto antes vendas. Piensa “Necesito Dinero no deudas”,

Más por ver

Desde necesito Dinero intentaremos ofrecerte nuevas ideas que poco a poco te ayuden a llevar una vida austera pero tranquila y desahogada. El ahorro no proporciona la satisfacción a corto plazo como lo hace el gastar, pero nos dará tranquilidad a largo plazo. Para empezar te damos algunas ideas de cosas que puedes vender y dónde.